More info

1. Fibras largas

Fibras largas

Pueden hilarse en hilos más fuertes y finos, y por ello producen tejidos extremadamente suaves y flexibles que no se deshilachan.

Fibras cortas

Las fibras más cortas pueden salir del tejido, dando lugar a una tela más gruesa y débil que se deshilacha con facilidad.

2. Hilos de una sola capa

Hilos de una sola capa

Utilizamos exclusivamente hilo de algodón de una sola capa porque produce hilos más finos y fuertes, y por tanto, resultan sábanas livianas, muy suaves y extremadamente duraderas.

Hilos multicapa

Los hilos multicapas son un grupo de fibras más débiles que se tuercen para crear una consistencia falsa. Utilizan principalmente algodones de menor calidad y más cortos, lo que da como resultado hilos más gruesos y pesados.

3. Hilos finos

Hilos finos

El hilo fino de algodón, de una sola capa y de fibra larga, es el responsable de las sábanas más suntuosas y gustosas y por ello es el material preferido de the Needo.

Hilos gruesos

Para explicar cómo el tipo de hilo influye en un tejido, imagina un saco de patatas y su textura y ahora piensa en un traje para trabajar. Cuanto más fino es el hilo más suave y ligero es el tejido resultante.

4. Recuento de hilos

300 hilos

Cuando hablamos del número de hilos (300 percal, 500 satén) nos referimos al número de hilos tejidos juntos en una pulgada cuadrada de tela (2,54 cm de tela). A medida que el número de hilos aumenta, la tela se vuelve más suave, más densa y más caliente.

600 hilos

¡Pero atención! Un mayor número de hilos no significa necesariamente una sábana de mayor calidad. Muchos fabricantes suelen falsear los recuentos de hilos por encima de 500. No cuentan cada hilo, si no cada capa hilada en hilos de menor calidad para reforzar la sábana.

5. Tejidos

El tejido de una tela es exactamente el resultado final; cómo se ve y cómo se siente. En the Needo trabajamos dos tejidos en 100% algodón de fibra larga, sin embargo, el resultado son dos tejidos muy diferentes en la textura. El percal y el satén.

Percal 300 hilos

El percal se elabora siguiendo una estructura en la que se ordena un hilo por encima y otro por debajo, obteniendo de resultado un tejido de acabado mate con una sensación de frescura y levedad. Su excepcional suavidad y durabilidad mejora con cada lavado, sin apelmazar. Son nuestros productos más ligeros y transpirables y muy versátiles.

Satén 500 hilos

La estructura del satén consiste en un hilo por debajo y tres por encima. De esta manera hay más superficie de hilo expuesta, lo que hace que el satén sea suave como la seda y tenga una luminosidad tan característica. El satén está tejido más apretado y es mñas pesado que el percal, lo que lo hace más cálido y suave.